HOODIE, LA REVOLUCIÓN OTOÑAL DEL URBANWEAR


Las buenas sudaderas con capuchacanguros o hoodie siempre están en temporada, y no hay mejor momento para abastecerse que justo antes de que las temperaturas bajen en el futuro previsible (invierno). Ya sea que necesites algo cómodo para pasar las noches frías, o algo que puedas colocar debajo de un abrigo o blazer.

La ropa deportiva se ha convertido en una moda con mayúsculas. Hoy en día, las sudaderas con capucha no solo son uno de los elementos más omnipresentes en las pasarelas y en los estantes de las tiendas, sino que se han convertido en el lienzo en blanco ideal para diseñadores donde muestran su atención al detalle, tejido y ajuste.

Gracias a la cultura de oficina cada vez más informal, las tendencias de normcore (*) y la explosión del comercio, las reglas de la moda masculina se han relajado un poco. Y en un extraño pero glorioso giro de los acontecimientos, lo que solía ser un atuendo estrictamente de fin de semana es ahora el colmo de la calma. Eso significa que puedes salir de casa con el mismo nivel de comodidad que tenías mientras mirabas televisión. Bueno, casi.


Tu sudadera con capucha favorita para descansar en casa necesita algún contexto para sacarla del estado de la sala de estar. Por lo tanto, combínala con piezas elegantes que mantengan su casualidad bajo control. Opta por un abrigo largo o blazer azul marino para simplificar instantáneamente la mayor parte de tu sudadera. Agrega un par de mocasines de cuero color negro o zapatillas de color blanco. Luego, puedes inyectar una dosis de denim o unos chinos color gris claro. Termina todo con un par de gafas oscuras y un toque de rojo brillante de una bufanda de lana a cuadros (por ejemplo). El resultado: su comodidad se mantiene intacta. Mientras tanto, te verás listo para sentarte en la primera fila de cualquier espectáculo de moda, o bien, lo suficientemente genial para una cita el viernes por la noche.

Los amantes de la comodidad se podrán burlar, pero la moda masculina sigue cambiando y cada vez se hace más relajada. La ropa deportiva ahora es de lujo y la ropa de lujo ya es mas sport. ¿Qué significa esto? Las sudaderas con capucha, también conocidas como 'hoodie' es tuya para que la tomes como pieza de lujo y te conviertas en el hombre con más estilo.

Considera el propósito de tu sudadera. ¿Streetsyle? Busca alguna de algodón. La densidad del algodón significa que tiene una pequeña estructura, y también significa que se romperá con el tiempo y se amoldará lentamente a su cuerpo. ¿Inteligente? Opta por un acabado de mejor calidad y un aspecto más agradable. Se debe detener en las caderas (no demasiado corta ni demasiado larga), mientras que su capucha superpuesta agrega un toque extra.
Úsala como una pieza de capa interna. Esta es una alternativa deportiva a un abrigo o a una chamarra. Solo asegúrate de que quede ajustado y de que la capucha quede colgada por fuera del cuello.


La sudadera con capucha, ya sea lisa, con bolsillo central o cremallera, será una opción de calle válida cuando tengamos planes relajados, y formará parte de la revolución otoñal del urbanwear. Ahora las marcas de streetwear las están creando de una manera increíblemente actualizada, es decir, con un ajuste mejor y más delgado y muchos nuevos detalles como cremalleras laterales, colores inusuales y adornos futuristas. Es oficial, el suéter con el sombrero incorporado vuelve a estar de moda.

Para acertar con el color de tu sudadera apuesta por el azul marino, el beige, gris o negro. Pero permítete la licencia de invertir en otros colores como el salmón, el rojo y/o colores de la temporada, todos en versiones lisas y sin estampados (y si tiene logo, que sea sutil). Para combinarlo prescinde de colores llamativos y de pantalones muy ajustados, y apuesta por pantalones rectos, chinos y botines o zapatillas blancas. Cuando vayan bajando las temperaturas, este tipo de sudadera potenciará su función de mantener el calor si pones sobre ella un blazer, gabardina de colores neutros o abrigo de paño, una apuesta madura.

(*) NORMCORE: Término popularizado en 2014 que hace referencia a un look convencional o de espalda a las tendencias (“Abrí el armario y me puse lo primero que encontré”). Eso sí, al final, es un outfit estudiadísimo, compuesto de prendas básicas y donde además la elegancia y la sencillez son las claves.

Aquí te muestro algunas opciones que crean el manual perfecto para llevar el hoodie esta temporada:


DETALLES:
➞ Blazer básica de cuello y solapa clásica de pico, color azul marino, ZARA.
➞ Sudadera de algodón con capucha, color azul marino, MANGO.
➞ Pantalón chino, color gris claro, MANGO.
➞ Zapatillas, color blanco, OLIVER CABELL.

0 comentarios:

Publicar un comentario