TRAJE CON ZAPATILLAS, AUGE ACTUAL DEL STREETWEAR


Olvídate de las versiones más clásicas 'del dos piezas'. Este año se impone la informalidad sartorial en casi todas las ocasiones. La calle ha importado el traje y lo ha despojado de toda solemnidad: ahora se lleva ligero, en divertidos colores, sin abrochar, con camiseta y con zapatillas, por supuesto.

Pero, ¿cómo conseguir que el traje quede bien con zapatillas? ¿Valen todas las zapatillas? ¿Con todos los tipos y colores de trajes? ¿En qué momento es adecuado hacerlo? Sólo necesitas conocer algunos trucos. Parece raro pero no lo es. Parece fácil... pero tampoco.

El traje con zapatillas ya no es un secreto para nadie. La combinación 'del dos piezas' con sneakers fue uno de los primeros síntomas del auge actual del streetwear, sin embargo ni todos los trajes valen ni todas las zapatillas se pueden combinar.

Llámalo como quieras, smart classic, casual smart, smart contemporary o look de casual friday. Las barreras entre lo que formal y lo deportivo son ya apenas distinguibles y las zapatillas hoy se visten con un dos piezas en casi todas las ocasiones.
El estilo de la sneaker es lo primero que marcará el éxito o el fracaso del combo traje+zapatilla. Una zapatilla sobrecargada marcará demasiado el look. Déjalas mejor para pantalón sastre con camisa o camiseta, por ejemplo. Para el traje mejor unas menos complicadas. ¿Modelos que sí funcionan? Especialmente las blancas o negras de estilo minimal, de piel, de caña baja y sin logos o dibujitos. Funcionan con trajes grises, negros y azules (no dudes en combinar traje azul y zapatillas blancas, por ejemplo) y una buena alternativa serían las de color crudo, arena o piedra.


Si no quieres ir por el camino fácil, puedes optar por algunas variaciones: una nota de color en el talón, como hacen las zapatillas de deporte clásicas; una suela con un tono en contraste (quizá en crepe o caucho); algún pequeño detalle añadido (rayas o un pequeño logo); o directamente unas con algo de diseño, como llevar los cordones escondidos o algún tipo de cordón especial. ¿Qué evitar? Las zapatillas tipo running o de corte excesivamente deportivo. También los colores extremos (flúor/neon) que comúnmente se usan para ir al gimnasio y las suelas demasiado bajas o tipo escarpín. Un poco de suela siempre funciona bien. La regla general siempre será 'mantén tus zapatillas lo más sencillas posible'. En todos los casos.

Otro aspecto importante es que la forma de la zapatilla encaje bien con el pantalón. Por esa razón están más recomendadas las sneakers de caña baja porque las que son tipo bota pueden dar problemas: que levanten el bajo creando un efecto acordeón innecesario o que este no caiga de forma correcta. Unas zapatillas excesivas, por ejemplo aquellas que se usan para jugar baloncesto, pueden tener lengüetas enormes o cierres a la altura del talón, lo que dificultará mucho la forma del pantalón, algo clave para que el traje quede perfecto.


A todos nos encantan las zapatillas con traje pero no la aconsejo siempre. Para el día a día, mejor zapatos. Para la oficina, mejor zapatos siempre. Las zapatillas déjalas para el viernes, para los eventos informales o muy relacionados con la moda, y para salir con tus amigos. Para todo lo demás, un traje se lleva siempre mejor con unos maravillosos zapatos. Un traje con zapatillas tiene que dar la sensación de que llevas el traje porque quieres llevarlo, no porque debes hacerlo, y esto encaja mejor con el ocio que con el deber.

El principal “problema” a la hora de combinar este outfit es la manera en la que está confeccionado el traje. Es decir, no es lo mismo un traje de oficina que uno sport. Por un lado, el tejido del traje más formal es diferente al del traje sport. Por otro, porque el corte difiere, sobre todo del pantalón. El de los trajes formales suele tener más caída y, a veces, incorporar algo de brillo. En cambio, los sport están confeccionados con una tela más “dura” y mate, esto es, más casual, por tanto es más sencillo combinarlos con sneakers.

Los cánones clásicos de vestimenta son la base para construir las buenas maneras de vestir, lo que no implica que de vez en cuando concedamos una licencia a las nuevas tendencias. Las modas están para hacer uso de ellas y, dado el momento, abandonarlas. Es innegable que una de las más recientes es el uso del traje con zapatillas, pero piensa que hace apenas una década llevar traje con zapatillas era algo rarísimo, así que toma en cuenta estas recomendaciones porque todo dependerá de dónde vayas.

Abajo comparto un video con subtitulos en español de la revista GQ con más información interesante sobre 'Cómo llevar zapatillas con traje':


DETALLES:
➞ Traje slim-fit (pantalón y americana), color azul tinta, MANGO.
➞ Camisa slim-fit de algodón, color blanco, MANGO.
➞ Zapatillas, color blanco, OLIVER CABELL.

0 comentarios:

Publicar un comentario